cuerpos

 

 

Y cuanto lo envidio. A él y a su otro yo. Ellos si que pasaban tardes enteras en el parque hablando de lo divino y lo humano.
Mi yo, en cambio, se pasa todo el día a mi lado enfurruñado, con malas pulgas, protestando por todo.
Todos los días amanece de mala leche y se acuesta de igual manera; cosas como el colorido o el olor de la primavera, los cielos azules, el sol ardiendo al atardecer, no son más que efectos especiales de una absurda película llamada vida.
Por mi parte, ya me cansé de intentar complacerlo, de argumentar teorías  o coleccionar pedacitos de felicidad para tratar de borrar ese gesto ceñudo y esa arruga en la frente. Incluso, he dejado de lamer mi helado de pistacho, con lo que me gusta. Y no, que no hay quien le endulce el carácter.
Me cansé, me harté, y como lamentablemente, no lo puedo asesinar - si ya lo he pensado, además, he investigado sobre cómo hacerlo - he decidido ignorarlo.
Sí, que sí. Ahora tomo cada uno de mis días y los lleno con mi letra torcida, con dibujos de caritas felices, con voces suaves y caricias robadas por las calles.
Él, mi yo,  se  retiró a vivir en una lata de conserva, bañada con la amargura de su hiel hasta que la parca nos separe.
Total, también se pueden vivir los días con medio ser muerto. Es como tener callos en los pies.  A veces te duelen, pero el agua caliente alivia.

 

Por: Gladys Fuentes

Cuentos

Espejos

procesion

 

Ella conoció la tristeza en los reflejos de ese espejo manchado de humedad encontrado en el desván.
Cada mancha era una desgracia, un silencio, un abandono inmortalizado en el tiempo y también un beso, una caricia, unas palabras susurradas.
Encontró la fugacidad en el espejo que llevaba en su bolso y eso la llenó de angustia. No había posibilidad de atesorar el placer, el calor o el sabor de las cosas dulces o amargas de la vida en ese espejo inquieto, antes de que desaparecieran. Claro, podría intentar un atisbo de permanencia, si se apresuraba a cerrar el estuche de maquillaje antes de despertar las emociones. Decidió probar.

Leer más...

Abrapalabra

Verbos de agridulce conjugación

naranja

 

Los verbos son palabras que expresan acción, existencia, condición o estado del sujeto. Están formados por la raíz o lexema que es la parte que no varia y el morfema desinencia o terminación que nos indica la persona, número, tiempo y modo de la conjugación del verbo.
Para Conjugar un verbo hay que enumerar las distintas formas que denotan sus diferentes personas, número, tiempos y modos.
La Persona se refiere a quien realiza la acción del verbo.
El Número expresa si la acción la ejecuta una persona o varias (singular o plural).

Leer más...

ARTÍCULOS

Borrador Virtual

globosmonstruo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Alguna vez ha preguntado si existe una especie de "otra vida virtual"? Un lugar desconocido a donde van a parar los datos que se nos pierden de nuestras páginas sociales, o ¿qué podemos hacer para librarnos de éstas? ¿ O si alguien muere y la familia decide borrar sus perfiles en la red?
Borrarnos de internet es mucho mas difícil de lo que creemos, esa tecla llamada Delete no parece ser muy eficaz a la hora de desaparecernos, prueba de ello es que ya las redes se han llenado de empresas dedicadas exclusivamente a borrar nuestros datos de las Webs, algunas de ellas con nombres tan directos como: salirdeinternet.com.

 

Leer más...