de mi para ti

Ya esta. Los he puesto sobre la mesa formando un puzzle, he juntado las piezas con pegamento invisible, añadido trozos de nubes, paquetitos de suspiros, horas sin sueño, miradas congeladas en el tiempo. Creo que con eso bastará.

En la fila de correos espero, detrás de los paquetes de realidad sobre la balanza de los salvoconductos al destinatario. Ahí va, directo a tu mundo, regateando indiferencias concretas, que llamarán a tu puerta, se desplegaran ante tus ojos. Te preguntarás que los reyes han perdido el juicio y rasgarás papeles más llamativos. No supe como envolver el  montón de días que te he extrañado.

 

Por: Gladys Fuentes

Cuentos

La vida iluminada

familia

 

A veces llegaba a pensar que la vida la ponía delante de sus deseos para explicarle por qué no se le concedían. Parece cosa de locos, pero esa era la sensación que la invadía en este preciso instante, de pie ante la vitrina iluminada de unos grandes almacenes, mientras a su espalda la ciudad dormía indiferente a esa revelación.

Ahí estaban, con su piel tan blanca que...

Leer más...

Abrapalabra

Extranjerismos

helado

Los extranjerismos no son inaceptables en sí mismos. Vivimos en un mundo global en el que el contacto entre diversos idiomas es continuo, por tanto, es normal que una lengua adquiera palabras que no tenía y que corresponden a la codificación más o menos cercana de esa palabra en el idioma adoptante.

Es importante, sin embargo, que su incorporación responda en lo posible a nuevas necesidades expresivas y, sobre todo, que se haga de forma ordenada y unitaria, adaptándolos al máximo a los rasgos gráficos y morfológicos propios del español.

Leer más...

ARTÍCULOS

¿Qué vemos cuando nos vemos en el espejo?

espejos

La pregunta tiene su trampa velada. Así de golpe, nuestro imprudente cerebro dice, mira que bobada, a quién vamos a ver sino a nosotros mismos; pero si lo pensamos mejor, nos sorprendería reconocer lo que nuestros ojos ven reflejado en el espejo.

Independientemente de que nos estemos aplicando rímel sobre las pestañas, o peinando, o vistiendo, anudándonos la corbata o afeitándonos, lo que aparece en ese recuadro plateado no es la imagen de un hombre o una mujer, 

Leer más...