ballet8

La puerta se ha cerrado a mi espalda. Mi inquieto pie derecho fue el primero en pisar eso que llaman libertad y que uno no sabe exactamente qué es.
Después de dar unos cuantos pasos, un poco tanteando el terreno y como para asegurarme de que nadie me llamaría con un pito estridente o un manotazo en la cara, alcé mi vista al cielo y me sorprendió la aglomeración de nubes que formaban un precioso velo transparente sobre mi cabeza.
Qué inmenso me pareció,  nada que ver con el retacito que a veces contemplaba desde el hueco que llamaban ventana.
Los pulmones me duelen de tanto aire puro y un monstruo me muerde las tripas inquieto y feroz.
En medio de la calle recostado contra la farola, la liberación me sorprende y me desconcierta, un pensamiento se abre paso en ese caos de emociones: ¿habré pagado ya todas mis culpas? Parece ser que sí, que no le debo nada a nadie, no tengo deudas, ni tengo que pedir perdón.
Soy libre.
En ese universo debo aprender a caminar, debo ir al encuentro con ese ser humano que dicen que soy y que lleva tantos años aletargado y sobre todo, quizás lo más difícil, tendré que ejercer como tal.
Una nueva vida dirían los optimistas, pero no, no lo es; es un trecho que me falta por recorrer, un camino para llegar donde el amor me está esperando con una sonrisa en los labios.

Según el mapa, el cementerio está a dos calles.

 

Por: Gladys Fuentes

Cuentos

Oscuridad

oscuridad

 

Cerró los ojos, ese gesto era recurrente en él. Si se sumaran todos los segundos que lo hacía, éstos constituirían una oscuridad absoluta donde se desvanecerían todos sus delitos.

Alguien de buen corazón afirmaría que él cerraba los ojos ante la monstruosidad cometida, o quizás lo obligara su conciencia recriminatoria o su educación. Vaya uno a saber. Existen demasiados términos para justificar los actos malos de la gente buena. Leer más...

Abrapalabra

De dígrafos y otras especies...

digrafos

Como dígrafo se denomina la secuencia de dos letras que representa un solo sonido. Los dígrafos no son considerados letras, pues una letra es un grafema, es decir, un signo gráfico simple. En cambio, el dígrafo es una secuencia de grafemas o letras.

En la lengua española existen únicamente cinco dígrafos, además de las veintisiete letras del abecedario:

Leer más...

ARTÍCULOS

Cría fama...

salvamtenedor

 

 Ay, si hiciésemos caso de las palabras que hemos mamado por generaciones enteras, cuántos problemas, cuantas injusticias y cuanta desigualdad hubiésemos evitado. Pero nada, cada generación es más sorda que la anterior, defecto que con la edad va disminuyendo, porque al perder el sentido del oído físico, ese que está dentro de nuestra oreja, desarrollamos el sentido común, 

Leer más...