smile

 

Se pasea luciendo ostentosamente su lindo color amarillo y su gran sonrisa negra y blanca; no, más bien se desliza por las calles de la ciudad, a veces tropieza contra los muros de las casas, otras, tiene suerte y encuentra las puertas abiertas, sin embargo eso no es un buen augurio, en las casas hay muebles muy altos, como sofás o patas de sillas hechas de una madera muy dura de roer.

De todas maneras, se siente feliz y así ha sido desde que tiene conciencia de su estancia en el mundo.

Un día, como otro cualquiera se encuentra frente a frente con alguien muy similar pero de color blanco, en un segundo y sin mediar palabra, de la frente le brota una lengua bífida que como un rayo se le introduce en su cabeza absorbiéndole toda su esencia amarilla para desaparecer de la misma manera fugaz en que llegó.

Rueda por el piso de madera hasta tropezar con el sofá, blanca, débil  pero feliz, aunque de otra manera.

 

Por: Gladys Fuentes

 

Cuentos

Niña

culpa

 

Me paso todo el día sentada en la misma posición, a veces creo que muero por entregas hasta que el mal olor de mi cuerpo logra sacarme de ese estado, entonces, acerco los dedos a mi nariz y huelo,

 

Leer más...

Abrapalabra

Somos responsables

cometas

 

“Nosotros, los que tenemos la responsabilidad de escribir (tanto en literatura como en periodismo), tenemos el deber de enaltecer nuestra lengua, de cuidarla, de hacerla revivir.”

Jornal de Letras, Artes e Ideias, Lisboa, n.º 50, 18 de enero de 1983

José Saramago en sus palabras

 

Leer más...

ARTÍCULOS

De Fábula

bosque

Quien tuvo el privilegio de crecer, por ejemplo, al lado de una abuela loca metida todo el día entre orquídeas, geranios y rosales...

 

Leer más...