ballet8

La puerta se ha cerrado a mi espalda. Mi inquieto pie derecho fue el primero en pisar eso que llaman libertad y que uno no sabe exactamente qué es.
Después de dar unos cuantos pasos, un poco tanteando el terreno y como para asegurarme de que nadie me llamaría con un pito estridente o un manotazo en la cara, alcé mi vista al cielo y me sorprendió la aglomeración de nubes que formaban un precioso velo transparente sobre mi cabeza.
Qué inmenso me pareció,  nada que ver con el retacito que a veces contemplaba desde el hueco que llamaban ventana.
Los pulmones me duelen de tanto aire puro y un monstruo me muerde las tripas inquieto y feroz.
En medio de la calle recostado contra la farola, la liberación me sorprende y me desconcierta, un pensamiento se abre paso en ese caos de emociones: ¿habré pagado ya todas mis culpas? Parece ser que sí, que no le debo nada a nadie, no tengo deudas, ni tengo que pedir perdón.
Soy libre.
En ese universo debo aprender a caminar, debo ir al encuentro con ese ser humano que dicen que soy y que lleva tantos años aletargado y sobre todo, quizás lo más difícil, tendré que ejercer como tal.
Una nueva vida dirían los optimistas, pero no, no lo es; es un trecho que me falta por recorrer, un camino para llegar donde el amor me está esperando con una sonrisa en los labios.

Según el mapa, el cementerio está a dos calles.

 

Por: Gladys Fuentes

Cuentos

Amigos

amigos2

Eramos cinco, tres chicas y dos chicos. Todos vivíamos cerca, bueno, en el mismo barrio. No recuerdo cómo nos hicimos amigos, ni quien se acercó primero; una de las imágenes más antiguas de nuestro grupo retrata una noche iluminada por una luna casi llena colgando del cielo.

Estábamos bebiendo ron - nunca lo había probado - y me gustaba ese sabor amargo y el hielo deshaciéndose en mi boca.

Leer más...

Abrapalabra

Lugares comunes

lugares comunes

 

Hablar es un acto involuntario que nos desnuda ante nuestro interlocutor sin darnos cuenta y lo hacemos de manera involuntaria delatando nuestros orígenes, la educación que recibimos, la que olvidamos, pero sobre todo, la época que vivimos y en esta época de sobre carga de comunicación, vemos que a veces, nuestro interlocutor en vez de hablar saca a relucir los titulares que ha leído de los diarios o de las redes sociales.

Leer más...

ARTÍCULOS

Mal educados virtuales


malhablados

Al emprender el viaje virtual cada mañana de todos los días de su vida, el lector siempre se tropieza con los foros. No importa si se es una persona juiciosa, inteligente, selectiva, precavida y objetiva con los contenidos de internet. La escena es calcada de la anterior y ésta a su vez de la anterior, etc.; se leen los titulares, se hace click en lo que interesa, empezando quizás por las noticias locales, luego las nacionales, después las internacionales, el orden no altera el resultado,

 

 

Leer más...