casaburbbuja

 

La felicidad se había acostumbrado a vivir entre ellos.
Los días componían una sinfonía armoniosa de labores caseras, inspiraciones ocasionales y rutinas estabilizadoras que componían los cimientos de esos tres seres que vivían sin mayores contratiempos.
Pero la vida es inexorable y a veces equivoca los letreros de los caminos.
Después de una noche de doméstico amor, que terminó, como siempre, con un tierno beso de ella sobre el brazo de él antes de abandonarse al sueño.
Ese beso cálido recorrió la piel de su hombre, se detuvo unos segundos en su hombro, subió por su cuello, caracoleó unos instantes en su oreja, entró y se deslizó hasta su cerebro convirtiendo los presentimientos en certezas.
Hacía las diez de la mañana, cuando ella se hallaba sumida en sus tareas él anunció que debía salir. El motivo se agazapó en palabras inaudibles.
Ella supo que nunca volvería, pero se mintió y le obligó a repetir la excusa.
Él volvió a decir el motivo de su salida, ahora en voz más alta y a ella se le rompió algo dentro.
No volvería. Lo sabía. Eso dolía mucho, por eso decidió pensar que le prepararía su comida favorita para cuando llegara, aunque en su cerebro se dibujó la imagen de un reloj congelado en ausencia.

Por: Gladys Fuentes

Cuentos

Vida

ballet5

 

Fue en un bar, en una terraza, en una cafetería cualquiera.
Las imágenes del amor son bolitas de mercurio que pretende atrapar con un dedo una y otra vez, y una y otra vez se le escapan para perderse en ese infinito desconocimiento.

 

Leer más...

Abrapalabra

¿Spanglish…guasapeo… o…?

ballet6

Hasta hace poco los lingüistas estaban muy preocupados por la inclusión de términos sajones en nuestro lenguaje cotidiano, hoy deben estar subiéndose por las paredes al encontrar que además de términos en lengua foránea se han añadido imágenes que reemplazan...

Leer más...

ARTÍCULOS

Cambio de piel

ballet10

En el momento menos pensado y como si un rayo nos partiera en dos la cabeza, nos damos cuenta que se nos ha desprendido un trozo de piel. Yace a nuestros pies como el felpudo de la entrada, está ahí, se apartó de nuestro cuerpo pero ya no nos pertenece.

Leer más...