arcoiris2 Ella está enferma en un hospital del futuro, no sabe como ni cuando la recluyeron allí, pero está segura que ese tiempo que vive, no es el que conoció antes de que empezaran sus dolores.
Se asoma a la ventana y no hay paisaje, sabe que vive en una cápsula a la espera de salir a algún lado, un lado en el que está su vida, aunque no tenga una brújula a mano.
Todos los días una doctora la visita a la misma hora, por su mirada, sabe que su enfermedad va remitiendo, además ella, aunque no lo dice abiertamente, le informa con una medio sonrisa que de ahora en adelante solo vendrá unos pocos minutos cada día, también le  ha entregado una tabla en la que le explica que ha escrito unas líneas en las que describe su enfermedad - cada línea tiene un color diferente y al frente una casilla con un si y un no en letras grandes enmarcadas en un círculo. Ella solo debe contestar el color del síntoma para que la doctora sepa si está progresando o no.
Una cosa le preocupa y es que le gustaría distinguir los colores, así sabría que es lo que tiene.

 

Por: Gladys Fuentes

Cuentos

Oscuridad

oscuridad

 

Cerró los ojos, ese gesto era recurrente en él. Si se sumaran todos los segundos que lo hacía, éstos constituirían una oscuridad absoluta donde se desvanecerían todos sus delitos.

Alguien de buen corazón afirmaría que él cerraba los ojos ante la monstruosidad cometida, o quizás lo obligara su conciencia recriminatoria o su educación. Vaya uno a saber. Existen demasiados términos para justificar los actos malos de la gente buena. Leer más...

Abrapalabra

De dígrafos y otras especies...

digrafos

Como dígrafo se denomina la secuencia de dos letras que representa un solo sonido. Los dígrafos no son considerados letras, pues una letra es un grafema, es decir, un signo gráfico simple. En cambio, el dígrafo es una secuencia de grafemas o letras.

En la lengua española existen únicamente cinco dígrafos, además de las veintisiete letras del abecedario:

Leer más...

ARTÍCULOS

Cría fama...

salvamtenedor

 

 Ay, si hiciésemos caso de las palabras que hemos mamado por generaciones enteras, cuántos problemas, cuantas injusticias y cuanta desigualdad hubiésemos evitado. Pero nada, cada generación es más sorda que la anterior, defecto que con la edad va disminuyendo, porque al perder el sentido del oído físico, ese que está dentro de nuestra oreja, desarrollamos el sentido común, 

Leer más...