lagrimas

 

Se acercó a ella, pasó el brazo sobre su hombro.
Ella sintió su calor, su olor y algo revivió en su vientre.
El supo que siempre había estado allí, aunque su cuerpo se acostara cada noche al lado de otra, por eso le propuso compartir lo que había en la nevera.
Ella sabía que no podía comer de esas manos que por las noches acariciaban otra piel. No aceptó.
En cambio, lo tomó de la mano, lo llevó a su mundo, a su casa que olía a hogar, a calderos con albóndigas reborboteando en su salsa, esperando a ser servidas en un pequeño plato.
El siempre detrás de ella, mirándola, tocándola, sentándose a su lado, comiendo juntos y sí, a veces sonriendo, a pesar de que ahora eran solo caricaturas separadas por recuadros blancos donde un cruel dios escribía lo que le daba la gana sin tenerlos en cuenta a ellos.
Después de comer se quedaron contemplado el nido donde cuatro polluelos inquietos se sacudían ruidosamente las pelusas.
Y ella lloró porque no podía amar a alguien que llevaba a cuestas el olor de otra piel.

Por: Gladys Fuentes

Cuentos

Virgen de la locura

virgende la locura

 

Ya no recordaba cuando fue la última vez que las vio. Tendría quizás, seis o siete años, iba de la mano de su madre bajando las escaleras de aquella iglesia a la que la obligaba a ir todos los domingos. Que conste, sólo lo hacía por tener sus manos entre las de ella, aunque fuera bajando esos únicos doce escalones. Sí. Los había contado un millón de veces.
Ese día se encontraron con unas vecinas y el pellizco dolió dos veces; la presentida y la real. Su madre siempre la reñía por no saludar, pero Leer más...

Abrapalabra

¿Para qué sirve la puntuación?

sinsignos

 

“la puntuación sirve para no volver loco al lector”.
Comprender el sentido de un texto que está escrito con una puntuación deficiente es difícil, cuando no imposible. Prueba de ello, la omisión o la inserción innecesaria de una simple coma  pueden afectar ese sentido.
Intente leer el siguiente texto:

"Las imágenes se mantenían unos instantes y después

Leer más...

ARTÍCULOS

Diarios personales

sarten

 

Cada cierto tiempo los "diarios" inundan el mercado editorial con gran éxito y esto es precisamente lo que está sucediendo en estos momentos, agotado ya el filón de las grandes sagas, los estantes de las librerías están abarrotados de diarios personales de todos los pelajes y colores para todos los gustos. Desde los recovecos más íntimos de seres excepcionales en su campo hasta los calzoncillos de algunos deportistas. ¿Pero que diferencia hay entre lo que cuenta un diario y lo que denominamos chisme?

Leer más...