preparandoel

 

El movimiento de sus dedos es nervioso, entre cortado, con indecisos giros ascendentes o descendentes, de derecha a izquierda, tanteando la llanura de esos pies cansados, carcomidos por el tiempo, encallecidos por el sufrimiento milenario al que están condenados los caminantes.
Sabe que está siendo observado, que hay un par de ojos siguiendo todos sus movimientos, sin perder detalle de su labor.
Es consciente de que sus dedos tienen la responsabilidad de repartir el color sobre la piel cuidando de que sea uniforme.
Ahora, pensando en el color, fijándose en su tono pensó en quién escogía los colores, quién decidía si era un dorado oscuro o claro y de si cuadraba con su personalidad, con el carácter, la risa o el llanto del poseedor de los pies.
También con su andar. Ese era un dato importante, además de el camino que recorrería en sus día a día hasta atravesar la llanura que llaman vida.
No por eso dejaba de ser esencial su labor, si no cubría bien los pies, si no lograba una cobertura perfecta, los pies se deteriorarían, se debilitarían y no alcanzarían las metas a que estaban destinados.

Por: Gladys Fuentes

Cuentos

Oscuridad

oscuridad

 

Cerró los ojos, ese gesto era recurrente en él. Si se sumaran todos los segundos que lo hacía, éstos constituirían una oscuridad absoluta donde se desvanecerían todos sus delitos.

Alguien de buen corazón afirmaría que él cerraba los ojos ante la monstruosidad cometida, o quizás lo obligara su conciencia recriminatoria o su educación. Vaya uno a saber. Existen demasiados términos para justificar los actos malos de la gente buena. Leer más...

Abrapalabra

De dígrafos y otras especies...

digrafos

Como dígrafo se denomina la secuencia de dos letras que representa un solo sonido. Los dígrafos no son considerados letras, pues una letra es un grafema, es decir, un signo gráfico simple. En cambio, el dígrafo es una secuencia de grafemas o letras.

En la lengua española existen únicamente cinco dígrafos, además de las veintisiete letras del abecedario:

Leer más...

ARTÍCULOS

Cría fama...

salvamtenedor

 

 Ay, si hiciésemos caso de las palabras que hemos mamado por generaciones enteras, cuántos problemas, cuantas injusticias y cuanta desigualdad hubiésemos evitado. Pero nada, cada generación es más sorda que la anterior, defecto que con la edad va disminuyendo, porque al perder el sentido del oído físico, ese que está dentro de nuestra oreja, desarrollamos el sentido común, 

Leer más...