Como dígrafo se denomina la secuencia de dos letras que representa un solo sonido. Los dígrafos no son considerados letras, pues una letra es un grafema, es decir, un signo gráfico simple. En cambio, el dígrafo es una secuencia de grafemas o letras.

En la lengua española existen únicamente cinco dígrafos, además de las veintisiete letras del abecedario:

- Dígrafo ch, también conocido como che, representa al fonema /ch/. Por ejemplo: chapa, caucho, cancha, chévere, chorizo.

- Dígrafo ll, también conocido como elle, representa el fonema /ll/. Por ejemplo: llanto, llamar, callar, collar, collado.

- Dígrafo gu, representa al fonema /g/ antes de e, i. Por ejemplo: guitarra, guerra, comulgue, guíe, cuelgue.

- Dígrafo qu, representa al fonema /k/ antes de e, i. Por ejemplo: quitar, quizá, querer, catequesis, toque.

- Dígrafo rr, representa al fonema /rr/ en posición intervocálica. Por ejemplo: carro, recorrer, cigarrillo, curri, carretera.

Conviene recordar que, anteriormente, los dígrafos ch y ll eran considerados como letras del abecedario, pues eran los únicos que representaban de forma exclusiva un fonema en español, y, por lo tanto, cada uno contenía su respectiva entrada dentro del diccionario.

Los otros dígrafos, en cambio, no eran exclusivos de un fonema y, por ejemplo, gu también representaba el sonido de la g antes de a, o, u (gato, gota, gula); el fonema /k/, del dígrafo qu, también se realiza con la letra c antes de a, o, u (casa, cosa, cuento) o con la k (kilo, kelvin); y el fonema /rr/, correspondiente a la rr, también se realiza con r en posición inicial de palabra (rápido, raudo, rama) o a continuación de una consonante con la cual no forma sílaba (alrededor, enroscar).

La sílaba es una unidad fonética de la lengua que está compuesta por uno o más sonidos que se agrupan en torno al de mayor intensidad, que es siempre una vocal.

La vocal es el núcleo de la sílaba (identificada con una v en la siguiente lista), y puede tener, a su vez, dos márgenes silábicos (s), uno anterior y otro posterior, y dos márgenes consonánticos (c), anterior y posterior también. En este sentido, la sílaba puede presentar cualquiera de las siguientes estructuras destacadas con negritas en los respectivos ejemplos:

- v: a-mo

- vc: on-ce

- vcc: abs-ten-ción

- cv: ca-sa

- cvc: can-ción

- cvcc: cons-tan-cia

- ccv: tra-to

- ccvc: plan-ta

-  ccvcc: trans-cri-bir

- sv: hue-so

- vs: au-ra

- csvs: guay

- csvsc: co-piáis

- csv: cie-no

- csvc: pien-so

Nótese que las vocales a, e, o, al ser vocales abiertas o fuertes, funcionan siempre como núcleo silábico (cuar-to, tuer-ca), mientras que las vocales i, u solo actúan como núcleo de la sílaba cuando no se encuentran junto a otra vocal satélite (cu-tis, rictus), o cuando, pese a estar junto a otra vocal, se comportan como vocales tónicas, en cuyo caso suelen llevar una tilde (o-ír, huí-ais).

La sílaba es un elemento muy importante en términos de prosodia y acentuación en la lengua española. Asimismo, es un elemento fundamental para saber hacer correctamente la división de palabras al final de los renglones en un texto escrito.

Tipos de sílabas

Según su grado de tonicidad

Las sílabas también pueden dividirse, según su grado de tonicidad o atonicidad, en sílabas tónicas y sílabas átonas.

Son sílabas tónicas aquellas sílabas sobre las cuales recae el acento prosódico en una palabra, lo que significa que se pronuncia con mayor intensidad. Por ejemplo:

- Canción

- Respeto

- Mínimo

Son sílabas átonas aquellas que, en comparación con la sílaba tónica, se pronuncian con menor intensidad en una palabra. Dicho de otro modo, son las sílabas sobre las que no recae el acento prosódico en una palabra. Por ejemplo:

- Pensar

- Captura

- Fantástico

Según el número de letras

También podemos clasificar las sílabas según el número de letras de que estén compuestas de la siguiente forma:

- Monolítera, de una letra: u-no.

- Bilítera, de dos letras: pa-rar.

- Trilítera, de tres letras: tra-zo.

- Cuadrilítera, de cuatro letras: tras-mi-sión.

- Pentalítera: de cinco letras: trans-crip-ción.

La división silábica es la separación en sílabas de una palabra. Es fundamental a la hora de separar una palabra al final de un renglón o línea.

La sílaba es cada una de las unidades fonológicas en que podemos dividir una palabra. Se compone, como tal, por uno o más sonidos que se agrupan en torno al de mayor intensidad, que es siempre una vocal.

Criterios para la división silábica

Existen algunos criterios que deben ser observados para realizar una correcta separación silábica en las palabras.

- No deben separarse letras pertenecientes a la misma sílaba.

- Todas las sílabas deben contener al menos una vocal.

- Toda consonante que se encuentre en el inicio de una palabra forma sílaba con la siguiente vocal. Por ejemplo: pa-sar, sa-lu-do, vi-sual.

- Toda consonante que esté ubicada al final de la palabra formará sílaba con la vocal anterior. Por ejemplo: ca-sas, sa-ber, ár-bol.

- Una consonante en posición intervocálica forma sílaba con la vocal posterior. Por ejemplo: rá-pi-do, se-ve-ro, ca-sa.

- Si son dos las consonantes en posición intervocálica (y siempre y cuando estas no constituyan un dígrafo), entonces pueden darse dos casos: 

a) Los grupos consonánticos pr, br, tr, dr, cr, kr, gr, fr, pl, bl, cl, kl, gl, fl, formarán sílaba con la vocal a continuación: pro-bo, cri-sis, gra-cias, blan-co, fle-ma. 

b) La secuencia tl, en cambio, presenta una situación excepcional: por un lado, en la mayor parte de los países hispanohablantes se pronuncia en una misma sílaba (a-tle-ta), mientras que en España y algunos países de América se pronuncia en sílabas distintas (at-le-ta).

- Si son tres las consonantes que aparecen en posición intervocálica, las dos primeras se pronunciarán en la misma sílaba junto con la vocal anterior, siendo que la tercera formará sílaba con la vocal posterior. Por ejemplo: ins-tin-to, pers-pec-ti-va

- Si son cuatro las consonantes que se encuentran entre vocales, las dos primeras formarán sílaba con la vocal anterior, mientras que las dos últimas se unirán a la vocal siguiente. Por ejemplo: cons-truir, ins-truir.

En este sentido, conviene recordar que permanecerán en la misma sílaba los siguientes casos:

Diptongos, que son la unión en una misma sílaba de dos vocales. Por ejemplo:

- Cier-to

- In-de-pen-dien-te

- Áu-re-o

- Vein-tiún

- Ciu-dad

Triptongos, son la unión de tres vocales en una misma sílaba. Por ejemplo:

- Co-piáis

- Ca-ma-guey

- San-ti-güéis

- Guai-ra

Grupos consonánticos formados por pr, br, tr, dr, cr, kr, gr, fr, así como pl, bl, cl, kl, gl, fl nunca se separaran, sino que forman sílaba con la vocal siguiente. Por ejemplo:

- Ca-pri-no

- Ca-bra

- Con-tra-dic-to-rio

- Pie-dra

- Ex-ce-cra-ble

- Sa-gra-do

- In-fruc-tuo-so

- En-de-ble

- In-cla-si-fi-ca-ble

- Va-na-glo-ria

- In-fla-ma-ble

Dígrafos ch, ll, rr, que son secuencias de letras que representan un único sonido o fonema, de allí que sean inseparables. Por ejemplo:

- Can-cha

- Ca-lle-je-ro

- Ca-rrua-je

Palabras monosílabas, que son palabras formadas por una sola sílaba y, en consecuencia, inseparables. Por ejemplo:

- Mes

- Son

- Guion

- Fue

En cambio, sí se separarán en sílabas:

Hiatos, que se producen en el encuentro de dos vocales fuertes seguidas. Por ejemplo:

- A-se-o

- A-é-re-o

- Lo-bo-to-mí-a

- Con-ti-nú-o

La Dirección

Cuentos

Trapo azul

jaulamarcapag

 

Algo de culpa tendría, eso es algo que deja amplios márgenes de dudas en el cerebro, confundiendo conceptos, recuerdos, imágenes, certezas, pensamientos e incluso sensaciones; todo se convierte en un plasma gris expandiéndose inevitablemente. Sólo se impone la imagen de una mujer con un interrogante dibujado en el rostro. Ella no entiende o no acepta por qué está siendo conducida a la cárcel.

 

Leer más...

Abrapalabra

Unir es la clave

bolsas

 

Permítanme un paréntesis en nuestra dinámica de tips para mejorar la ortografía, una tendencia que enfatizamos casi permanentemente en lo escrito, olvidando la trascendencia de lo hablado.

Un buen ejercicio es escucharnos al hablar, lo aconsejo sinceramente y sé, que como a muchos, les va a parecer que no son ustedes los que hablan,

Leer más...

ARTÍCULOS

Más alto, más lejos, más fuerte

avidavida

 

Forjar deportistas de alta competición es una labor en la que los entrenadores juegan un papel vital pues además de enseñar técnicas deportivas especificas a una determinada disciplina, se debe desarrollar estrategias competitivas, mantener el cuerpo del deportista en la forma idónea para responder a los retos estrictamente deportivos y programar un desarrollo continuado

 

Leer más...