¿Quién les abrió la puerta? ¿Quién los invitó? Ella estaba en su casa, rodeada de las cosas que tenían su huella, empapada de sus olores más queridos, invadida de aromas cotidianos y placenteros, días saliendo por las ventanas limpios, alegres y juguetones.
Y mira por donde, hoy que se había levantado en medio de la misma tibia atmósfera de su vida, hoy que el mundo no tenía aristas, ni picos que rasgaran la piel, ni cuchillos a los que esquivar va y le pasa eso.
Puso la mesa, como siempre, mantel, platos, cubiertos, vasos, ensaladera, flores y comida humeante llenaban el lienzo de su bodegón mesa familiar vista en escorzo, en el que podemos agregar una luz diluida al modo renacentista proveniente de un balcón con las cortinas entreabiertas a una tarde que se deshace más allá de nuestra visión.
Ese era el cuadro vivencial de ella, a esa hora, de ese día específico y en ese preciso momento en el que los depredadores se tomaron su comedor.
Primero fue él, con su avidez, con esa mano que viaja una y otra vez hasta el objeto deseado para pellizcar y arrancar trocitos y llevárselos a la boca mientras su cerebro sólo piensa en saciar el hambre que lo arrasa, después ella, lejana, fría, luna llena ávida de comer lo ajeno, de saborear la calidez, la ternura y la dulzura que sus años estériles mataron dentro de sus propias entrañas en el pasado. Y como ellos, otros muchos, millones de corpúsculos humanos insaciables devorando su comida, su aliento vital.
Ella, espantada los mira comer, devorar, abrir sus bocas para inflar sus carrillos y no lo entiende, por eso se pregunta quién les abrió la puerta, quién los invitó.
Retira un poco la silla, contempla como desaparece su comida, luego sus cosas, su comedor, sus muebles, su casa, sus corpúsculos inquietos bailando en su querida luz proveniente del balcón donde el viento ya no juega con las cortinas.

Por: Gladys Fuentes

Cuentos

Trapo azul

jaulamarcapag

 

Algo de culpa tendría, eso es algo que deja amplios márgenes de dudas en el cerebro, confundiendo conceptos, recuerdos, imágenes, certezas, pensamientos e incluso sensaciones; todo se convierte en un plasma gris expandiéndose inevitablemente. Sólo se impone la imagen de una mujer con un interrogante dibujado en el rostro. Ella no entiende o no acepta por qué está siendo conducida a la cárcel.

 

Leer más...

Abrapalabra

Unir es la clave

bolsas

 

Permítanme un paréntesis en nuestra dinámica de tips para mejorar la ortografía, una tendencia que enfatizamos casi permanentemente en lo escrito, olvidando la trascendencia de lo hablado.

Un buen ejercicio es escucharnos al hablar, lo aconsejo sinceramente y sé, que como a muchos, les va a parecer que no son ustedes los que hablan,

Leer más...

ARTÍCULOS

Más alto, más lejos, más fuerte

avidavida

 

Forjar deportistas de alta competición es una labor en la que los entrenadores juegan un papel vital pues además de enseñar técnicas deportivas especificas a una determinada disciplina, se debe desarrollar estrategias competitivas, mantener el cuerpo del deportista en la forma idónea para responder a los retos estrictamente deportivos y programar un desarrollo continuado

 

Leer más...